Para reducir la brecha laboral y salarial, Nuevo León sumará esfuerzos por la autonomía económica de las mujeres.

En el marco del Día Internacional de la Mujer, el Instituto Estatal de las Mujeres y la Secretaría de Igualdad e Inclusión acordaron trabajar con los diferentes sectores para impulsar la empleabilidad y remuneración igual a este sector de la población.

Según cifras del Inegi, ocho de cada diez hombres en la entidad son económicamente activos, mientras que en el caso de las féminas se reduce a cuatro de cada diez.

Pese a que un 50.3 por ciento de la población del estado son mujeres, solo un 38 por ciento cuentan con un empleo, donde tres de cada diez se encuentran fuera del mercado laboral, ocho de cada diez participan en su mayoría en actividades de comercio, restaurant y servicios diversos, y solo una de cada diez es empleadora.

Martha Herrera González, Secretaria de Igualdad e Inclusión, indicó que de no actuar ya, el reducir la brecha podría tardar hasta 200 años.

«De continuar este ritmo, la brecha de genero relativa a la inserción laboral, particularmente de las mujeres, se tardaría más de 200 años en cerrarse».

«Hay que tener acceso a trabajo remunerado en igual de condiciones que los hombres», resaltó.

«El empoderamiento femenino en el ámbito del trabajo no es dar mayor valor a las mujeres que a los hombres, es buscar la forma de que ambos nos complementemos en un entorno que sea realmente equitativo», puntualizó.

La prestación de cuidados no remunerados, dijo, sigue siendo el principal motivo de que las mujeres estén fuera de la fuerza de trabajo.

Herrera González adelantó que se reforzará el programa de Jefas de Familia, además de brindarles cursos, talleres y oficios en los centros comunitarios.

Vivienda, Salud, Educación, Alimentación, Ingreso de Calidad, serán cubiertos.

De acuerdo al Banco Mundial, las mujeres en Latinoamérica y en El Caribe tienen un 20 por ciento menos que de los derechos otorgados a los hombres.

Además, las mujeres están empleadas en los sectores más afectados por la pandemia y enfrentan doble y hasta triple jornada de trabajo ante el cierre de escuelas y guarderías.

Al respecto, Laura Paula López, presidenta del IEMujeres, resaltó que es bien sabido que a las mujeres les cuesta el doble o el triple, avanzar.

Un 33 por ciento de las mujeres no estudia ni trabaja.

«Tenemos que trabajar el doble para cerrar las brechas de género», agregó.