A partir de este miércoles, Nuevo León dispondrá de mayor cantidad de agua para el abastecimiento del área metropolitana de Monterrey.

Mediante sus redes sociales, el gobernador Samuel García Sepúlveda, refirió que ya comenzaron a reflejarse los escurrimientos, producto de las lluvias en días anteriores.

Sin precisar cifras, señaló que se contará con más litros por segundo.

«Quiero decirles que las lluvias que tuvimos el viernes, sábado, domingo, aparejado a las acciones del gobierno, va a reflejarse mañana de manera importante», dijo.

«Yo espero que mañana miércoles mejore la situación, y progresivamente ir subiendo y mejorando hasta regresar a un esquema de equilibrio, y ya La Boca debe empezar a dar más agua», subrayó.

Indicó que los escurrimientos tardan de tres a cinco días, y es por eso que ayer aún no se contabilizaban. Sin embargo, confía en que la situación mejorará en los próximos días.

«Las lluvias tardan de tres a cinco días en escurrir a las presas y llegar al manto freático, hoy en la tarde se va a empezar a reflejar lo del viernes, mañana lo del sábado».

De manera adicional, mencionó que se monitorea una depresión tropical que actualmente se encuentra en Nicaragua y podría avanzar con dirección a Nuevo León.

García Sepúlveda aseguró el pasado domingo que los cortes de agua concluirán el próximo mes de septiembre.