A diferencia de otros artistas, Rosalía se ganó el cariño de los mexicanos por recibir con entusiasmo los peluches del Doctor Simi que sus fans le lanzaban en el escenario. Sin embargo, el pasado fin de semana, al final de un concierto uno de sus seguidores le lanzó un ramo de flores, pero no calculó bien la distancia y terminó pegándole a la cantante; publicó MILENIO.

Hace unos días, la cantante española llegó a Estados Unidos con su exitosa gira Motomami Tour y ofreció un concierto en San Diego, California, aunque justo al cierre de su presentación la situación se salió un poco de control cuando una persona del público le aventó unas rosas. 

Al terminar la última coreografía del show, Rosalía se quedó parada en el frente del escenario agradeciendo a los asistentes por su apoyo y afecto, mientras un grupo de bailarines permanecían a su lado. 

Fue entonces que un ramo de rosas blancas atravesó el aire como un proyectil y golpeó a la cantante en el rostro. La intérprete de Despechá no pudo ocultar su enojo, pero intentó manejar la situación de la mejor manera posible. 

Rosalía hizo un gesto de sorpresa y, posteriormente, se dirigió hacia la persona que aventó el ramo e hizo como si le lanzara una flecha. Finalmente, se dio la vuelta y con un «muchas gracias» abandonó el escenario. 

El episodio no terminó ahí porque horas más tarde la española reapareció en sus redes sociales para pedirles a sus fans que no lancen objetos al escenario, ya que pueden lastimar a alguien. De hacerlo, les solicitó que ya de menos no lo hagan hacia donde está ella. 

«Por favor, no tireis cosas al escenario y si sois tan ‘motomamis’ que las tirais igualmente pues tirarlas en el lado opuesto al que yo esté», escribió en Twitter.

Rosalía y su colección de peluches del Doctor Simi

Tras su serie de conciertos en México, Rosalía publicó un álbum fotográfico de los mejores momentos que pasó en el país. En la segunda instantánea aparece sentada en sillón frente a la bandera tricolor, en el que se observa el nombre-símbolo de Motomami; comunicó MILENIO.

Pero lo que llamó la atención fue que la cantante estaba rodeada por alrededor de una veintena de afelpados doctores Simi. Y es que desde su primer espectáculo comenzaron a lloverle muñecos de este icónico personaje, de hecho la cantante llegó a bromear sobre la enorme cantidad que recibió. 

“Ya no me van a caber en casa, ya, que no me van a caber más… Yo espero que me dejen pasar en la aduana de tantos que llevo», dijo en un show en Guadalajara. 

Imagen portada: MILENIO