El ambientalista Arturo Islas llamó a un diálogo entre el gobierno y pescadores de San Felipe en Baja California para preservar los especímenes de vaquita marina que continúan vivos. El activista propuso la pesca artesanal de totoaba como alternativa para evitar la extinción de la marsopa mexicana y se orientó a una política regulatoria más que prohibitiva.

Reforma reportó que de acuerdo con Islas Allende, la política mal aplicada del gobierno federal derivó en una confrontación con pescadores, quienes insisten en la pesca ilegal y ahora se transportan armados, añadió que persiste la corrupción para dedicarse a dicha actividad, por lo cual la pesca artesanal podría ser una solución a las redes agalleras.

Este método de pesca extrae la totoaba mediante una técnica de encierro de los cadúmenes no mayor a 10 minutos, los cuales son identificados mediante la concentración de aves en la zona, además el ruido del motor aleja a las vaquitas marinas y evita que encallen en las redes que terminan con su vida.

El onceavo informe del Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita Marina contabiliza sólo 10 ejemplares vivos.

Foto propiedad de: seashepherd.org