Un cocodrilo de un metro de largo aproximadamente fue capturado en un domicilio del municipio de Apodaca, y nadie sabe cómo llegó ahí el animal. Fueron oficiales de Protección Civil municipal quienes atendieron el reporte, de que, en una vivienda de la Colonia Privalia Concordia, estaba un reptil muy grande.

Ante la amenaza que ello representaba, los rescatistas acudieron de inmediato al domicilio en cuestión y confirmaron que sí había un lagarto. Una vez que los moradores salieron de la vivienda, el personal de Protección Civil entró hasta el patio y lo atrapó.

El animalito estuvo muy tranquilo y no hizo por escapar o atacar. Esto hace suponer a los rescatistas que posiblemente haya sido la mascota de alguien, quien irresponsablemente se lo trajo de su hábitat natural, y ahora lo abandonó a su suerte.

“Alguien lo trajo cuando era muy pequeño, pero creció y no supieron qué hacer con él.”

El incidente ocurrió el domingo en la noche en un domicilio de la calle Circuito Clío. Héctor Morales, Secretario del Ayuntamiento, informó que el reptil fue entregado a personal de Profepa para su cuidado y resguardo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.