Arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López, dijo este domingo que la comunidad debe pensar en la paz como algo posible y cercano a todos.

“Este llamado, debe significar, para la vida moderna, una invitación a la interiorización y a la reflexión de cómo estamos haciendo las cosas, ya que el constante ajetreo en el que nos desenvolvemos nos lleva a vivir situaciones de estrés y ansiedad, que hacen parecer que la vivencia de paz es algo imposible de experimentar”.

Dijo que ahora que están concluyendo los ciclos escolares en la mayoría de las instituciones educativas, es común que nos encontremos a jóvenes en situaciones de tensión por los exámenes y trabajos finales, así como a padres de familia preocupados por los gastos que implican las fiestas de graduación.

“Con mucha caridad invito a los jóvenes a que no se desesperen y tengan paz, procurando respetar los horarios de estudio y, tal vez, agregando un poco más. Probablemente tengan que hacer algunos sacrificios, pero bien vale la pena esforzarse, no sólo para obtener un resultado positivo, sino para aprender lo que, en un futuro, les ayudará en su vida profesional”.

De la misma manera, pidió a los padres de familia que compartan con sus hijos, de la mejor manera, la situación económica que viven y que quizá dificulte la participación de una gran fiesta.

“Son tiempos en los que debemos procurar no gastar en exceso y buscar celebrar en familia los logros obtenidos. No permitamos que nos quite la paz lo que debe ser motivo de alegría y gratitud.”

“La misma invitación es para quienes celebran, especialmente en estos meses, las fiestas de confirmación y de primera comunión… Recordemos que el mejor regalo que podemos recibir es la gracia de Dios, y esto será siempre bueno celebrarlo, pero que ese festejo no sea motivo de gastos excesivos que pueden llegar a desviar la atención de lo verdaderamente importante: participar y vivir los sacramentos que fortalecen y animan nuestra fe.”

Finalmente, les comparto con alegría que, una vez que han sido cumplidos los procesos que marca el Derecho Canónico, con la gracia de Dios, ordenaré el próximo 15 de agosto a 4 nuevos presbíteros, y el 7 de septiembre a 5 nuevos diáconos para el servicio de la Iglesia.

Dicho ello invitó a toda la comunidad a que sigamos en oración, pidiendo a nuestro Señor la gracia de que sean muchos más los que acepten el llamado de servirle en el sacerdocio ministerial.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.