El presidente peruano Martín Vizcarra se puso a disposición del Ministerio Público del departamento de Moquegua para que investigue acusaciones en su contra, cuando fue gobernador de esa circunscripción, pese a que goza de inmunidad por el cargo que ostenta.

El mandatario envió el 24 de mayo pasado un oficio al fiscal Walker Fredy Ríos Calisaya, del Segundo Despacho Especializado Anticorrupción, en el que le manifestó su disposición a cooperar en las investigaciones, y recordó que se ha presentado a todas las diligencias en las que ha sido requerido.

Dijo que se ha atendido las citaciones para “aclarar las dudas y demostrar mi absoluto apego a la ley durante mi gestión, razón por la cual se archivaron las investigaciones correspondientes”, de acuerdo con un despacho de la agencia oficial peruana Andina.

“A pesar de lo expuesto, quiero ponerme a su disposición para que usted realice las investigaciones que considere pertinentes y estoy dispuesto a presentarme ante su despacho cuantas veces fuera necesario, a fin de demostrar una vez más mi correcta participación en la función pública.”

El Ministerio Público presentó casi medio centenar de denuncias contra Vizcarra por presuntas irregularidades cuando encabezó la gubernatura de Moquegua entre 2011 y 2014, de las cuales sólo una sigue en curso.

La acusación que continúa vigente se refiere a presuntos pagos indebidos al consorcio supervisor de la obra de construcción de la represa Chirimayuni, debido a que dicha empresa incumplió con su trabajo, por lo que el gobierno habría incurrido en el delito de negociación incompatible. Sin embargo, la fiscalía había establecido que no podría continuar el proceso contra Vizcarra debido a que goza de fuero en su calidad de Presidente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.