Cerca de 100 personas de la sierra de Rosario, Sinaloa, tuvieron que dejar su hogar por amenazas del crimen organizado, el 10 de septiembre. Autoridades reportaron que el desplazamiento se dio con 32 personas en un inicio, en la comunidad de Plomosas. Los habitantes denunciaron la presencia de sujetos armados que los amenazaron.

Este 12 de septiembre a las 15:00 bajaron más personas, escoltadas por elementos de la Policía Estatal Preventiva. Los policías escoltaron a los habitantes porque ellos mismos los pidieron, por la dificultad del terreno que tuvieron que atravesar.

Los nuevos desplazados habitaban las comunidades de Los Ángeles, Agua Fría y Duraznito, en los límites de Sinaloa y Durango. Los desplazados fueron custodiados por policías y van 4 desplazamientos forzados en los altos de Rosario.

Además de apoyar a los desplazados, se comenzó a patrullar con presencia del Ejército y la Marina, de forma permanente en la zona.

Fotografía: Rashide Frías/ Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.