La organización Fondo Mundial por la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés) dio a conocer que, en México, 6 de cada 10 chiles verdes que se consumen provienen de China.

De acuerdo con un reporte de la agencia EFE, la ONG ambientalista indicó que sólo 4 de los chiles verdes son producidos en México, por lo que lanzó la campaña “Dale Chamba”, que tiene como objetivo promover la conservación de más de mil 500 especies fundamentales para la gastronomía, mismas que se han han perdido por el cambio climático y la competencia en el mercado internacional.

WWF alertó que entre los cultivos que se encuentran en riesgo están: jitomate riñón, chile chilhuacue, chile pasilla, chile poblano, pepita de calabaza, frijol ayocote, durazno criollo, pera de San Juan y manzana panochera. Esta situación se debe, principalmente, a los productos se consumen poco fuera de la región y exige un desconocimiento generalizado sobre cómo emplearlos.

El chef Ricardo Muñoz Zurita consideró que incluso dentro del propio territorio nacional existe escepticismo respecto al consumo de tal o cual producto, por lo que consideró necesario fortalecer las bases de la gastronomía mexicana con estricto apego al maíz.

El director de WWF México, Jorge Rickards, coincidió en que la comida mexicana parte de la misma cultura y que incluso las formas de cultivo reflejan algo de la forma de ser de sus ciudadanos.

Fotografía: Cuartoscuro.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.