Luego de que el municipio de Ciénega de Flores anunciara que implementará el toque de queda como una medida para prevenir el contagio del Covid 19, la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Nuevo León emitió medidas precautorias para que evite la restricción de las garantías de sus residentes.

Al revelarse ayer en medios de comunicación la medida que tomó el Ayuntamiento, la CEDHNL consideró que todo mecanismo para preservar el derecho a la salud debe basarse de manera enunciativa y no limitativa en los principios de legalidad, proporcionalidad, idoneidad y necesidad de dichas medidas. 

Destacó que no deberán incurrir en acciones que impliquen una discriminación injustificada, ya que toda restricción o suspensión de derechos decretada debe ser proporcional al peligro al que se hace frente.

“Así como de respetar y garantizar los principios de dignidad y libre tránsito, a fin de no pronunciar las condiciones de vulnerabilidad de ningún grupo de la población”, resaltó el organismo a través de un comunicado.

Finalmente el documento puntualiza que de acuerdo a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la facultad de suspender o restringir derechos humanos en escenarios de salud pública, es atribución de la autoridad federal.