Por Obed Campos

Como si no tuviera suficientes problemas, es decir, como si ejerciera el poder desde un lecho de rosas a la sombra de la cantera del Palacio de Gobierno, Samuel, el Gobernador “Mattel” García, se puso a defender los indefendibles resultados de la delegada de la SCT en Nuevo León.

Blanca Estela Aburto no solamente recibió el “champú de cariño” por parte del gobernador, sino que este pidió que la gente la arrope, porque trae otros proyectos en el estado y aseguró que los retrasos en obras en la Carretera Nacional no son culpa de la funcionaria.

Solamente faltó aclarar que Aburto ocupa el cargo de Directora General de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT) en Nuevo León, lo cual no es poca cosa, al menos por lo largo del nombre de su puesto.

“Yo sé que trae mucha grilla, que la traen todos los días con periodicazos por retrasos en la Carretera Nacional”, dijo “Mattel” García en un evento de supervisión del último tramo del Anillo Periférico, en el municipio de Allende.

Y encarecidamente pidió respaldar a la funcionaria federal, cuyas obras en la Carretera Nacional a la altura de El Uro. “No es su culpa, ella va llegando, hay que apoyarla, arroparla, porque de la SCT dependen muchas carreteras del Estado”, disculpó el mandatario.

Blanca Estela Aburto desde agosto que arribó a la entidad, no ha hecho más que demostrar su incompetencia, sello de la autollamada 4T, sobre todo en las obras de la Nacional, tanto en la entrada a Monterrey, como en el municipio de Allende. Obras que no solamente muestran un retraso, sino una bajísima calidad de ejecución.

Fue más clara la diputada federal Karina Barrón quien también se reunió con la funcionaria federal para tratar el mismo tema de la obra inconclusa de pavimentación en la Carretera Nacional.

La diputada Barrón puntualizó que la obra “provocó severos daños a vehículos de ciudadanos en las semanas anteriores y que actualmente se encuentra “concluida” de acuerdo con los contratistas, pero que presenta una pésima calidad”.

Pero ya ve como es Samuel, quien, si tanto simpatiza con Aburto, bien puede llevársela a su casa (aunque sea un fin de semana) acostarla en medio, hacerla en mole o sacarle copias, que para esos casos, ya cuenta con mucha experiencia.

¿Y la Carretera Nacional? Ah, pues ahí que siga…

@obedc
obedcampos@gmail.com