Robert Pattinson no se opone moralmente a las películas de superhéroes, pero tampoco buscaba hacer una antes de que apareciera «The Batman«.

El artista de 35 años, que pareció emerger como una superestrella totalmente formada en megafranquicias como «Harry Potter» y «Twilight» («Crepúsculo»), ha pasado la última década haciendo películas más independientes, en las que pudo crecer su talento como lo son «The Lighthouse», «The Lost City of Z» o «Good Time», por nombrar algunas.

Ante esto, es interesante destacar que su actuación en «Good Time», una película de apenas 2 millones de dólares, fue lo que convenció al director Matt Reeves de que Pattinson tenía que ser su Batman.

Después de varios retrasos del estreno, la película finalmente llegará a los cines de todo el mundo el viernes.

La expectativa siempre es alta para una película de Batman, pero «The Batman« lleva más que el peso de un éxito de taquilla normal sobre los hombros, desde la enorme presión de la taquilla hasta cómo la audiencia recibirá a Pattinson y la nueva dirección de la franquicia, que incluye planes para más cintas y una serie derivada.