México carece de un marco legal y de instituciones especializadas para vigilar inmuebles públicos, como el Congreso de la Unión, por lo que urge una ley para evitar casos como el atentado contra la senadora Citalli Hernández, quien recibió un “libro-bomba” que estalló en su oficina del Senado.

La Asociación Mexicana de Empresas de Seguridad Privada lamentó dicha agresión y expuso en un documento enviado al Senado y a la Cámara de Diputados que este caso “demuestra que hay debilidad institucional y deja ver claramente que no hay políticas ni regulaciones claras respecto a la protección de edificios vitales o instalaciones críticas o estratégicas”.

El vicepresidente de ese organismo, José Luis Calderón González, que agrupa a las empresas más grandes y representativas de la seguridad privada en el país, expuso que lo ocurrido deja ver que no hay una ley que regule la protección de los inmuebles de ese tipo.

Tampoco hay una agencia o una institución, como en otros países, que de manera exclusiva desarrolle estrategias de seguridad basadas en metodologías, guías de diseño y regulaciones para el desarrollo de tácticas de seguridad y protección.

“Cuando hablamos de los sistemas de seguridad, no nos referimos a las cámaras o los sistemas de detección, como los arcos que hay en los aeropuertos, sino a toda una estrategia que conlleva los procedimientos, que involucran al personal, los medios físicos, los medios tecnológicos y que tienen que estar articulados y bien integrados.”

Calderón González dijo que en este caso también cobra fuerza el entorno de la ciberseguridad y los fenómenos naturales, y vemos que esta situación, como la del libro que envían, simplemente es una muestra de que la creatividad de los delincuentes y criminales va en aumento, pero no así las estrategias de protección y defensa de los inmuebles.

Consideró que se requiere de un marco legal y de cuerpos de seguridad preparados para vigilar las corporaciones, las agencias, los edificios gubernamentales, infraestructuras críticas públicas o privadas que deseen fortalecer o actualizar sus estrategias de seguridad.

Adicionalmente, destacó la importancia que tiene la seguridad como componente de todo proyecto, pues sin ella no existe viabilidad para que funcionen.

Destacó que sería importante que los proyectos estratégicos del presidente Andrés Manuel López Obrador contemplen, desde su diseño inicial, la implementación de estrategias sustentadas en metodologías con enfoque multidimensional de protección adecuado al contexto del país y a los desafíos de la inseguridad.

Exhortó a senadores y diputados federales a tomar en cuenta el reciente atentado y aprovechar la coyuntura que revela la necesidad de una legislación sobre la protección de las infraestructuras críticas, y tener como punto importante en la agenda de seguridad del Estado, la protección de edificios e infraestructura pública.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.