Brad Pitt y Angelina Jolie les esperan algunas semanas complicadas, pues del 5 al 23 de octubre, en principio, se enfrentarán en un juicio para definir quién de los dos se quedará con la custodia de cinco de sus seis hijos: Pax (de 16 años), Zahara (de 15), Shiloh, de 14, y los gemelos Knox y Vivienne, de 12.

La revista Us Weekly reporta que el pleito por la custodia de los niños no es reciente sino que data de 206, cuando la pareja se separó, y que últimamente las cosas no han ido nada bien entre los actores.

“Las tensiones han escalado entre Brad y Angelina, pues ya no toman la terapia familiar”, reveló una fuente a la publicación a principios de septiembre.

“Brad quiere la custodia física y legal conjunta de los niños a un 50 y 50. Angelina no ha estado de acuerdo con esos términos. Ella sólo aceptará hablar sobre un acuerdo si la base de operaciones de los niños no es Los Ángeles. Los niños más pequeños están en la escuela en Los Ángeles, a lo que Angelina siempre se ha opuesto. Son muy inteligentes y están ansiosos por asistir a la escuela en persona (en medio de la pandemia por el COVID-19)”, aseguró la fuente.

Y aunque Angelina se opone a que sus hijos vivan en Los Ángeles, sus intenciones son “buenas”, aseguró otra fuente a la revista.

“Sus intereses son los mismos de siempre, que es proteger a los niños y la salud de la familia. Al final, ella hará lo mejor para los niños como lo ha hecho todo el tiempo”.

Angelina y Brad se conocieron en 2004 y tras 10 años de relación se casaron en 2014. Desde 2016 están separados.

En lo que llega el día que empieza el juicio, se sabe que Brad Pitt está más que preparado para enfrentarse a su ex.

La publicación dice que los abogados del actor citarán a declarar a psicólogos, un terapeuta y consultores en seguridad, además de que también contará con el testimonio de la actriz Jillian Armenante, quien curiosamente ha trabajado con Angelina en dos ocasiones: en Maléfica y A Mighty Heart.

Además, se espera que el propio Pitt pase al estrado a rendir su testimonio y que sus abogados interroguen a Angelina Jolie.