El gravamen ecológico, aunado a las condiciones inflacionarias, provocará un incremento de entre 20 y 25 por ciento, estima Colliers International

Los precios de metros cuadrados de los desarrollos inmobiliarios (industriales, oficinas y comerciales) que entrarán en fase de venta de espacios en la segunda mitad de este año sufrirán un incremento entre 20 y 25 por ciento; informó MILENIO.

Sergio Reséndez, director general de la firma Colliers International, dijo que la presión inflacionaria, sumada al impuesto verde, ha generado un incremento en los precios de metros cuadrados de naves industriales, oficinas y centros comerciales.

“Afectará el impuesto verde y se trasladará al consumidor final; estamos hablando de 20 a 25 por ciento, incluyendo el tema de inflación e impuesto verde. Es increíble el impacto que están teniendo ambos componentes en la construcción”, dijo.

Mencionó que el diésel está más caro que la gasolina premium, “así que los costos de una obra se han elevado de manera nunca vista”.

En el rubro de rentas ya se está viendo también el impacto, pues de 3.50 dólares el metro cuadrado por mes ha subido hasta 5.20 dólares; destacó MILENIO.

“Estamos hablando de un impacto importante de las naves industriales u oficinas que ya estaban construidas a las que están por entrar a comercializarse. Será en el primer semestre de este año cuando se refleje perfectamente esta nueva realidad que se tiene en el renglón de desarrollos inmobiliarios en el área metropolitana de Monterrey”, detalló.

Dijo que considerando también el impacto de la pandemia, el incremento en el precio de los energéticos se verá reflejado en el valor de la renta por el componente del alza de las tasas de interés; señaló MILENIO.

“Está el tema de la inflación, pero también del impuesto verde, que incrementan los precios finales; además se está dando un cambio en las reglas para operar al momento de la edificación que ya se venía haciendo, pero ahora con el impuesto verde los desarrolladores inmobiliarios que contratan constructoras les están pidiendo cuidar muy bien las normas para no contaminar el ambiente con polvos al momento de construir o demoler”.

Entre las medidas que vigilarán mucho los desarrolladores inmobiliarios a sus proveedores (constructores) será el que cuenten con certificación en los procesos de edificación, a fin de evitar multas; informó MILENIO.

Por ejemplo, al momento de construir se tiene que aplanar el terreno y eso genera polvo, entonces se tendrá que ser muy estrictos en mojar primero el terreno con agua tratada para no emitir esa generación de polvo, y eso mismo al demoler.

La firma Colliers International tiene presencia en 64 países y administra 185 millones de metros cuadrados en desarrollos inmobiliarios. El valor de los activos bajo su administración es de 51 mil millones de dólares.

Hay diferentes métodos que a partir de este impuesto verde será más riguroso usar en las construcciones.

Comentó que falta todavía el impacto que pudiera tener el conflicto bélico Rusia-Ucrania en el precio internacional del petróleo y cómo reaccionará el mercado de los combustibles en Estados Unidos y México; publicó MILENIO.

Para el director de Colliers, el nuevo gravamen puede ocasionar en el mediano plazo quiebra de empresas, sobre todo si solo se queda en el tema recaudatorio y no de verificación y ataque al problema de fondo de la contaminación.

Indicó que el gobierno del estado no tomó en cuenta que las empresas vienen de una crisis producida por la pandemia de covid-19.